Inicio » Internet » Cómo navegar anónimo (sin dejar rastros)

Cómo navegar anónimo (sin dejar rastros)

Mantener nuestra privacidad a salvo cuando navegamos por Internet es un problema con el cual debemos lidiar todos los días a todas horas. Más aún cuando queremos que nuestro paso por la red pase por completo inadvertido, sea cual sea la razón. Si bien conseguir cierta privacidad, es decir permanecer anónimos cuando navegamos, es posible con las opciones que nos brindan los navegadores web modernos, lo cierto es que para conseguir el anonimato total es necesaria la utilización de ciertas herramientas de software, las que podemos obtener de manera sencilla, y muchas veces de forma gratuita, pero también nos obligan a hacer un trabajo extra, lo que seguramente retrasará nuestro trabajo y ralentizará nuestra navegación.

Como mencionamos, existen dos modos de navegar anónimos por Internet. Una de estas formas es a través de las opciones de navegación privada de Google Chrome, Microsoft Edge o las de Opera y los demás navegadores web, lo que nos permite tener cierta privacidad de cara a los que comparten nuestra computadora o los curiosos de siempre. Sin embargo este método no previene que nuestra proveedora de Internet u otros organismos registre nuestros pasos.

Para conseguir esto, vamos a tener que utilizar algunas herramientas como Tor o una VPN, las que sí nos van a dejar navegar de forma completamente anónima, pero que también presentan sus problemáticas, sobre todo para los usuarios que recién se inician en estos temas de seguridad.

Precisamente por este motivo, en este artículo conoceremos cómo y cuándo implementar estas herramientas de seguridad para navegar anónimos, es decir en qué escenarios es necesaria la una o la otra. Empecemos.

Cómo navegar anónimos con el navegador web

La primera herramienta que trataremos en esta parte del artículo es la navegación anónima con las herramientas que nos ofrecen los principales navegadores del mercado como Firefox, Chrome, Edge y los demás. Estas opciones las podemos encontrar con nombres tales como “In Private” y “Pestaña de Incógnito”, entre otras. Cuando accedemos a este modo, el navegador no registrará ningún dato, y descartará todas las cookies recibidas durante el acceso.

A partir de este punto conoceremos como implementar el llamado modo de navegación privada en los más populares navegadores, lo que nos permitirá utilizar Internet sin que nadie pueda saber con exactitud en donde estuvimos. También, y en el caso de habernos olvidado activar esta red de seguridad, eliminar el historial del navegador en forma manual, lo que también puede ser de mucha utilidad para ayudarnos a mantener nuestra privacidad bien a resguardo.

Cuando navegamos por Internet en nuestra propia computadora, podemos hacerlo con total confianza, descuidando algunos detalles como el registro de las páginas que visitamos y el ingreso de passwords y cuentas de usuario. El hecho de que este tipo de datos se almacene y registre no es un problema, es más, puede ser muy útil que el navegador recuerde este tipo de cosas, ya que nos ahorra una gran cantidad de tiempo.

Sin embargo, existen algunos escenarios en donde navegar en forma tan confiada es un gran problema, por ejemplo cuando hacemos uso de una misma PC en la que coexisten otros usuarios, caso que se puede dar tanto en el hogar como en la oficina, o incluso en una PC pública, como las que existen en cibercafés. Y si no implementamos algún sistema para navegar con seguridad, este tipo de situaciones puede acarrearnos un gran dolor de cabeza.

Como sabemos, los navegadores mantienen un historial de todo lo que realizamos con ellos, esto es debido principalmente para proporcionarnos una mejor experiencia de uso, como por ejemplo la posibilidad de volver a abrir una pestaña cerrada sin necesidad de tener que buscarla.

Cómo navegar anónimos con Mozilla Firefox

Para iniciar la navegación privada en Firefox, pulsamos sobre el botón con las tres rayas ubicado en la esquina superior derecha y seleccionamos la opción “Nueva ventana privada”.

De igual manera que Chrome, nada de lo que hagamos en esta ventana del navegador será registrado.

Eliminar el historial de Firefox

Para eliminar el historial de navegación de Firefox, nos desplazamos nuevamente hasta el botón de configuración y seleccionamos la opción “Catálogo”, y a continuación de ello pulsamos sobre “Historial”. Luego de ello, pulsamos sobre “Limpiar el historial reciente”. En la ventana que se presenta, seleccionamos el período de tiempo que deseamos eliminar del historial.

Para finalizar, presionamos sobre el botón “Borrar ahora”.

Cómo navegar anónimos con Internet Explorer

Para comenzar a navegar en el modo privado en IE, tenemos que pulsar sobre el icono del engranaje ubicado en la esquina superior derecha, luego seleccionar el ítem “Seguridad” y luego sobre “Exploración de InPrivate”.

A partir de este punto, nada de lo que hagamos en esta ventana será registrado.

Eliminar el historial de Internet Explorer

Para eliminar el historial de navegación de IE, volvemos a presionar sobre el icono del engranaje y seleccionamos la opción “Seguridad”, y luego de ello, presionamos sobre el ítem “Eliminar el historial de navegación”.

En la ventana que aparece, seleccionamos todos los elementos del historial que deseamos hacer desaparecer. Para finalizar presionamos sobre el botón “Eliminar”.

Cómo navegar anónimos con Microsoft Edge

Para empezar a navegar en el modo privado en Edge, lo primero que tenemos que hacer es pulsar sobre el icono “…” ubicado en la esquina superior derecha, y luego seleccionar el ítem “Nueva ventana InPrivate”.

A partir de este punto, nada de lo que busquemos dentro de esta ventana será registrado.

Eliminar el historial de Microsoft Edge

Para eliminar el historial de navegación de Microsoft Edge, lo único que tenemos que hacer es presionar sobre el icono “…” y luego seleccionar la opción “Historial”, y luego de ello, presionamos sobre el ítem “Borrar datos de exploración”.

En la ventana que aparece, seleccionamos todos los elementos del historial que deseamos hacer desaparecer. Para finalizar presionamos sobre el botón “Borrar ahora”.

Cómo navegar anónimos con Google Chrome

Para iniciar el modo de navegación privada en Chrome, lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre el icono de las tres rayas ubicado en la esquina superior derecha de Chrome, y luego seleccionar la opción “Nueva ventana de incógnito”.  A partir de seleccionar este ítem, nada de lo que hagamos en esa ventana será registrado.

Eliminar el historial de Google Chrome

En el caso de no haber utilizado el modo Incógnito, y desear eliminar los registros de lo que estuvimos haciendo, podemos optar por eliminar el historial de navegación en forma manual.

Para ello, volvemos a pulsar el icono de las tres rayas y nos desplazamos hasta el ítem “Historial”. En la ventana que se presenta, pulsamos sobre el botón “Borrar datos de navegación”. Cabe destacar que podremos seleccionar los ítems a eliminar pulsando sobre las casillas de verificación que se encuentran a la izquierda de los mismos.

Cabe destacar que en todos los modos de navegación privada se desactivarán las cookies, el almacenamiento de archivos temporales, historial, barras de herramientas y extensiones, por lo cual es posible que la navegación sea un poco más áspera que de costumbre.

Cómo navegar sin dejar rastros con TOR o VPN

Aunque muchos consideran que la posibilidad de poder pasar por completo inadvertido en Internet es imposible, lo cual en ciertos escenarios puede ser cierto, la verdad es que la mayoría de nosotros somos usuarios promedio preocupados por nuestra seguridad y privacidad, de modo que las herramientas que mencionaremos a continuación, nos bastarán y sobrarán para mantener un anonimato seguro.

Navegación anónima con TOR

Reconocida por una amplia mayoría en Internet como una de los navegadores más seguros y anónimos, debido sobre todo al tipo de enrutamiento que utiliza, encapsulando los mensajes debajo de capas sucesivas de cifrado y la multiplicidad de puntos desde los que parte y llega, hacen que la navegación web mediante este software sea prácticamente invisible.

En la actualidad, Tor es una de las redes anónimas más utilizadas en todo el mundo, y este hecho es una ventaja más que importante para todos sus usuarios, ya que le permite crecer en seguridad, prestaciones y características.

Pero Tor no es solamente la red, ya que una de las partes más importantes del todo es sin dudas su navegador, el cual es muy sencillo de utilizar. Además es multiplataforma, lo que significa que lo podemos descargar y usar tanto en Windows como en Linux, Mac o hasta incluso Android.

Ahora para poder usar el navegador Tor debemos tener en consideración un par de temas. Si bien se trata de un software muy útil para mantener nuestro anonimato y privacidad en Internet, lo cierto es que puede serlo dentro de ciertos parámetros, como por ejemplo la navegación web y el acceso a sitios que no aparecen en otros buscadores, sin embargo para otros usos, más complejos o de los cuales dependa su eficacia tener una buena conexión a Internet, vamos a tener que encontrar otras herramientas más enfocada en estas tareas, como lo puede ser un VPN, del cual hablaremos a continuación.

Si quieres descargar y probar de manera completamente gratuita el navegador Tor para navegar de forma anónima, lo puedes hacer en este enlace.

Navegación anónima con una VPN

Otra de las alternativas disponibles para poder navegar de forma completamente anónima es el uso de una VPN. Mediante la utilización de una VPN, podremos tener la posibilidad de ocultar nuestra identidad cuando navegamos por Internet, y con ello nuestra ubicación, lo que nos permitirá acceder a sitios que nos están vedados por restricciones geográficas, entre otras acciones.

Básicamente, el funcionamiento de una VPN, siglas de “Virtual Private Network”, o Red Privada Virtual por su traducción al castellano, es mantener todos los datos de la conexión completamente cifrados, lo que permite sostener un alto grado de seguridad tanto en las conexiones entrantes como salientes, fundamental cuando queremos realizar tareas de home banking, comercio electrónico o simplemente usar el correo electrónico con la mayor seguridad posible.

Para poder usar una red VPN necesitaremos de un software y de un proveedor. Los servicios de VPN más populares en la actualidad son NordVPN, TorGuard, Surfshark, Internet Access y ExpressVPN, entre otros, los cuales ofrecen todo lo necesario para navegar de forma anónima de forma segura y sencilla.

En la actualidad, los sistemas operativos más modernos incluyen la posibilidad de usar una VPN integrada, lo cual es muy útil ya que no vamos a tener que instalar software externo, sin embargo, vamos a seguir necesitando la asistencia de una empresa dedicada a prestar servicios de VPN.

nv-author-image

Graciela Marker

Periodista independiente con más de 20 años de experiencia en medios gráficos, audiovisuales y digitales. Formada académicamente en periodismo digital y comunicación multimedia, ámbito en el que se desenvuelve hace dos décadas. Especializada en ámbitos tales como la informática y la logística empresarial, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *