Inicio » Tecnologias » WiMax: Qué es? Cómo funciona? Beneficios

WiMax: Qué es? Cómo funciona? Beneficios

Cuando hablamos de Internet, sin lugar a dudas no podemos dejar de lado la importancia que en la llegada de la red de redes a cada rincón del mundo poseen hoy la banda ancha y las conexiones inalámbricas, ya que estas plataformas hacen posible que internet pueda ser utilizada en cualquier lugar del planeta.

Y precisamente si hablamos de llegar a cada uno de los rincones del mundo, aparecen una serie de estándares que permitan que ello suceda. En este contexto, WiMax surge como una de las alternativas más eficaces para poder lograrlo.

En líneas generales, WiMax se trata de un estándar que surge de la combinación de la banda ancha y de la conexión inalámbrica, por lo que podemos concluir que en definitiva WiMax es una plataforma que brinda acceso a Internet de banda ancha, de alta velocidad, por intermedio del uso de una conexión inalámbrica.

Una de las características principales de WiMax, que diferencia este estándar de otros, reside en que brinda la posibilidad de abarcar distancias relativamente extensas, y es por ello que actualmente es utilizado como estándar de conexión para pequeñas comunidades un tanto aisladas y territorios rurales, pero también en espacios que requieren una conexión a Internet confiable y eficaz, como lo son los aeropuertos, campus universitarios y demás.

Su uso se aplica sobre todo en aquellos lugares donde llegar con internet puede volverse un desafío, ya que debido a la extensión de superficies y distancias las conexiones por cable no son una opción, por lo que WiMax se convierte en la alternativa más apta. WiMax hace uso de las ondas de radio en las frecuencias de 2,5 a 5,8 GHz, con una velocidad de datos de hasta 70 Mbps, y su gran beneficio es que puede tener una cobertura hasta de 70 kilómetros.

De esta manera, WiMax es considerado uno de los estándares más adecuados para zonas rurales, ya que puede cubrir de forma inalámbrica una extensa superficie, haciendo llegar el servicio de Internet a más de mil hogares, y ofreciendo la posibilidad de disponer de acceso de alta velocidad.

Qué es WiMax?

En la actualidad, podríamos decir que el estándar para Internet inalámbrica es el Wi-Fi, que se resume en lo siguiente: una red de antenas irradia una señal y los equipamientos con esta tecnología que se encuentren dentro del radio de acción de las antenas de Wi-Fi, llamadas «hotspots», pueden conectarse a Internet inalámbrica, a una tasa de transferencia de banda ancha. Cabe destacar que la velocidad máxima de transmisión de la normativa más moderna de WI-Fi es de 1.3 Gbps.

Gracias a esta característica, en ciertas partes del mundo esta tecnología tuvo un amplio desarrollo, que derivó en una especie de movimiento social formando comunidades de usuarios en las cuáles cada uno, con su antena, intenta comunitariamente cubrir totalmente un sector de alguna comunidad o barrio. ¿Por qué es preciso tener varios miembros de una comunidad para eso? Porque las antenas de Wi-Fi tienen un radio de acción máximo de 150 metros, lo que en la práctica se reduce a unos 90, por lo menos el alcance máximo de una instalación hogareña.

Y aquí está el punto de la cuestión: la nueva tecnología WiMax Advanced propone velocidades más altas, y lo más importante quizás es que cada antena de este sistema amplía su radio de acción hasta aproximadamente los 70 kilómetros, dependiendo de las condiciones ambientales. La cosa, evidentemente, cambia. Más aún cuando se tiene en cuenta que, cuando la WiMax alcance el nivel de masificación de Wi-Fi, se convierta en una verdadera competencia, sobre todo debido a que puede alcanzar costos de instalación, antenas y equipamientos más bajos.

Como decíamos, la tecnología Wi-Fi tuvo un amplio desarrollo y crecimiento en los últimos cinco años en varias partes del mundo, pero en América Latina su aparición coincidió con profundos procesos de crisis económica, especialmente en Argentina, que hicieron considerablemente más caros los equipamientos y su instalación para usuarios y empresas.

Con el prometido alcance de 50 la 70 kilómetros, se abre otro panorama. Internet inalámbrica ya no sería una atracción exclusivamente urbana (situación que es ineludible y hace necesario poner antenas cada 90 metros), por el contrario. Internet podría ser llevada a zonas suburbanas y rurales donde la instalación de cables es aún más dificultosa por la baja cantidad de usuarios.

En definitiva, WiMax se presenta como la mejor alternativa para estos escenarios rurales, pero también para zonas privadas extensas de empresas, ya que hace posible llevar la banda ancha, lo que incluye servicios de telefonía y asociados, a un zonas realmente distantes y con un bajo costo.

Algunos detalles técnicos de la Wimax

La denominación WiMax proviene del concepto en inglés Worldwide Interoperability que sea Microwave Access, es decir interoperabilidad mundial para acceso de microondas. El nombre es la «máscara» de la definición técnica de la norma 802.16a, un nuevo patrón inalámbrico que fuera presentado en el WiMax Forum, que reunió más de 60 compañías del sector.

Entre las características fundamentales de WiMax, se destaca la posibilidad que posee el estándar de alcanzar un gran ancho de banda. Una estación-base puede permitir simultáneamente el acceso de más de 60 empresas con conectividad del tipo T1/Y1 o centenares de residencias con conexiones DSL.

Por otra parte, WiMax posee una independencia de protocolo, ya que puede transportar IP, Ethernet, ATM y más. Además incluye soporte para servicios agregados, ya que puede transmitir Voz sobre IP (VOIP), datos, vídeos, etc.

En cuanto a la compatibilidad del estándar, WiMax es compatible con las más modernas tecnologías de comunicaciones móviles de la actualidad, que apuntan constantemente al receptor, aunque en movimiento.

Cómo funciona WiMax?

Un proveedor de Internet configura una estación-base de WiMax a unos cuantos kilómetros de tu ciudad. Para tener acceso a este servicio, sólo necesitas una computadora apta para WiMax o hacer un upgrade a tu computadora actual para poder obtener la compatibilidad necesaria.

Cada usuario dispondrá de un código especial para lograr el acceso a la estación-base. La estación-base transmitirá datos desde Internet a tu computadora (con una velocidad potencialmente más alta que los modems actuales).

El costo de este servicio será mucho menor que los precios actuales de Internet de alta velocidad ya que el proveedor no necesitará usar cables ni disponer de instalaciones para brindar el servicio.

Si dispusieras de una red residencial, las cosas no serían muy diferentes. La estación-base de WiMax enviaría datos a un router WiMax, quien enviaría los datos a las computadoras de tu red. También es posible combinar Wi-Fi y WiMax al hacer que el router envíe los datos a las computadoras vía Wi-Fi.

WiMax no sólo es una amenaza para los proveedores de Internet DSL y de cable. El protocolo WiMax está diseñado para disponer de distintos métodos de transmisión de datos, uno de ellos es el VOIP (Voice Over Internet Protocol, o protocolo de voz sobre Internet).

VOIP permite realizar llamadas locales, de larga distancia e incluso internacionales a través de una conexión de Internet de banda ancha. Si el servicio de WiMax logra convertirse en un servicio de consumo masivo, el uso de VOIP puede aumentar de manera creciente. Prácticamente cualquier persona con una laptop podría realizar llamadas VOIP.

Para qué sirve WiMax? Cuáles son sus beneficios?

Ya hemos repasado a qué se refiere la tecnología detrás del nombre WiMax. Ahora te invitamos a conocer cuáles son los usos más frecuentes y recomendados de este protocolo de telecomunicaciones.

Debido al alcance y el ancho de banda que proporciona el protocolo WiMax, hacen de este estándar uno de los más adecuados para determinados tipos de aplicaciones de uso y utilidades.

Uno de los usos más frecuentes suele ser el de proporcionar conectividad de banda ancha portátil y móvil, en cualquier lugar y momento, a través de una inagotable variedad de dispositivos.

Por otra parte, ofrece la posibilidad de acceder a una alternativa inalámbrica a los tradicionales sistemas de cableado, permitiendo el acceso libre de banda ancha. Es importante destacar que también permite establecer telecomunicaciones con sistemas de VoIP y de servicios IPTV, es decir el llamado “Triple Play”.

Pero además, ofrece una eficaz fuente de conexión a Internet en todo momento y lugar, lo que puede llegar beneficiarnos comercialmente, si utilizamos nuestros dispositivos para administrar nuestro negocio de manera online.

Una de las grandes ventajas por la cual cada vez son más los interesados en incluir este tipo de plataforma de conexión en sus equipos, reside en el hecho de que el costo que se requiere para desplegar una red WiMax es realmente menor, si lo comparamos con otros estándares actuales, como es el caso de GSM, ADSL o fibra óptica.

Esto hace posible que en la actualidad, y a través de WiMax, se pueda proporcionar conectividad inalámbrica a Internet de banda ancha en aquellos lugares donde hasta el momento era algo económicamente inviable.

Es por ello que WiMax se presenta en la actualidad como un candidato a sustituir las diversas tecnologías de telefonía móvil que se utilizan hoy en día, o bien como método para ampliar la capacidad de dichas plataformas.

Para muchos expertos, WiMax es considerada como una red inalámbrica similar a lo que ofrecen las tecnologías 2G, 3G y 4G, sobre todo en lo que se refiere al desarrollo de redes a nivel nacional.

No obstante, debido a que WiMax es en realidad una plataforma de banda ancha, como tal posee ciertos requisitos de red, con parámetros que van más allá de las simples implementaciones en las telecomunicaciones y conectividad de teléfonos celulares.

Por otra parte, como ya lo hemos mencionado, WiMax ofrece soporte para las tecnologías que permiten utilizar el servicio de “Triple Play”, como es el caso de calidad de servicio y multidifusión.

En la actualidad, dentro del mercado existen una gran variedad de dispositivos que ofrecen conectividad a través de una red Wimax, los cuales suelen ser identificados con las siglas SU, que se refieren a Subscriber Unit.

La tecnología WiMax ha comenzado a estar presente cada vez en mayor medida en las distintas unidades portátiles, entre las que se incluyen teléfonos del tipo handsets, similares a los smartphones, diversos periféricos para computadoras, como PC Cards o dongles USB, y otros dispositivos integrados en las computadoras portátiles.

Por otra parte, existen un gran interés en WiMax por los fabricantes de otros tipos de dispositivos electrónicos, tales como videoconsolas, reproductores de MP3 y similares, que en el futuro incluirán esta plataforma.

Por sus múltiples aplicaciones, en este punto debemos destacar que WiMax es más similar a la tecnología Wi-Fi que a 3G, 4G o 5G. De allí se desprende su gran aceptación en el mercado.

Comparativa entre WiMax y Wi-Fi

Si bien el estándar WiMax es a menudo presentado como una simple alternativa a tecnologías de conexión inalámbrica, y frecuentemente señalado como una plataforma similar a Wi-Fi, lo cierto es que existen una serie de diferencias entre ambas arquitecturas. Vamos a repasar entonces algunos detalles que permiten establecer una comparación breve entre WiMax y Wi-Fi.

A pesar de las diferencias que existen entre el protocolo WiMax y el Wi-Fi, lo cierto es que frecuentemente suele surgir cierta confusión, y por ende se generan comparaciones entre los estándares mencionados. Esto se debe a que ambos están relacionados con la conectividad inalámbrica y el acceso a Internet.

No obstante, como ya lo mencionamos, existen una serie de grandes diferencias entre ambos sistemas, que hacen que Wimax se convierta en una plataforma más eficaz y adecuada que Wi-Fi.

A continuación te listamos las diferencias más importantes entre Wi-Fi y WiMax:

En principio, es importante destacar que WiMax es un sistema de largo alcance, el cual permite cubrir una gran cantidad de kilómetros, ya que utiliza el espectro tanto libre como propietario, es decir con licencia o sin ella, para ofrecer conexión a una red, en la mayoría de los casos de Internet.

Por el contrario, Wi-Fi utiliza sólo el espectro sin licencia con el fin de facilitar el acceso a una red local, lo que hace que su alcance sea más limitado.

Una de las grandes diferencias que existen entre ambas plataforma reside en el hecho de que Wi-Fi se ejecuta a través del protocolo Media Access Control’s CSMA/CA, mientras que WiMax se ejecuta a través de una conexión orientada a MAC.

Por otra parte, WiMax y Wi-Fi poseen una calidad de mecanismos de servicios muy diferente, ya que por un lado WiMax utiliza un mecanismo de QoS basado en las conexiones que se establecen entre la estación base y el dispositivo del usuario. Cada una de las conexiones establecidas se basan en algoritmos de programación específicos.

Por su parte, Wi-Fi utiliza afirmación de acceso, esto puede llegar a interrumpir la conexión, de acuerdo al rendimiento que ofrezca la red utilizada.

Tanto el estándar 802.11, que utiliza Wi-Fi, como el estándar 802.16 que incluye WiMax, definen el tipo de red Peer-to-Peer (P2P) y redes ad hoc en las que se trabaje, permitiendo que un usuario pueda comunicarse con otros usuarios o con los servidores de otra red de área local, es decir LAN, a través de su punto de acceso o estación base.

A pesar de las ventajas que ofrece WiMax, lo cierto es que hasta el momento Wi-Fi continúa siendo más popular en dispositivos de usuario final.

Es importante destacar que aunque Wi-Fi y WiMax son tecnologías que han sido diseñadas para ser aplicadas en situaciones diferentes, lo cierto es que pueden ser utilizadas también de forma complementaria.

Es por ello que en la actualidad, la mayoría de los operadores que brindan el servicio de red WiMax, suelen además proporcionar un segmento especial que ofrece la posibilidad de conectarse con la red metropolitana de WiMax, al mismo tiempo que permite utilizar la plataforma de Wi-Fi dentro del hogar o la oficina, en los dispositivos locales que se utilicen para conectarse a Internet, como es el caso de smartphones, teléfonos Wi-Fi, computadoras portátiles y otros.

De esta manera, a través de un simple selector de unidad, el usuario puede colocar el receptor WiMax en el área física en la que se reciba mejor conectividad, como puede ser por ejemplo una ventana, siendo aún capaz de poder utilizar la red WiMax desde cualquier lugar que se encuentre dentro del perímetro en que se encuentra establecida la red.

WiMax 2: Más allá de WiMax

Si bien en 2010 se anunciaba la inminente llegada de WiMax 2, la cual finalmente se denominó WiMax Advance, la secuela prevista para el estándar WiMax que revolucionaría por completo el acceso inalámbrico a internet de alta velocidad, ya que la velocidad estimada de esta plataforma podía llegar a ser 200 veces más que la que se ofrece la primera versión de WiMax, lo cierto es que su llegada a cada rincón del mundo aún no se ha producido.

Lo cierto es que si bien a finales de 2010 muchos aseguraban que WiMax Advance estuviera en uso comercial alrededor de 2012, esto no fue posible, aunque también es cierto que poco después algunas operadoras en Estados Unidos, como AT&T y T-Mobile, comenzaron a ofrecer servicios LTE (Long Term Evolution), en claro competencia con la tecnología de 4G.

Si repasamos los conceptos básicos que caracterizan a WiMax Advance, debemos señalar que se trata de un estándar que funciona dividiendo la transmisión de datos a través de múltiples canales inalámbricos.

WiMax Advance posee una velocidad máxima posible de 1 Gbps o 1000 Mbps, y en diversas pruebas prácticas, el estándar ha podido alcanzar velocidades de incluso 330 Mbps.

Es por ello que los expertos que están detrás del desarrollo de WiMax 2 aseguran que 802.16m es notablemente más veloz que la primera versión de WiMax, ya que recordemos que WiMax 1 puede ofrecer velocidades de descarga de entre 3,7 Mbit/s y 5 Mbit/s.

De todas formas, cabe destacar que las altas velocidades de WiMax Advance lamentablemente incluyen también algunas limitaciones potenciales. En principio, se debe tener en cuenta que la velocidad máxima teórica y la velocidad sostenida alcanzada en las pruebas superan los 100 MBps, y puede transportar la mayoría del cableado de red residencial y de oficina.

Claro está que a simple vista en definitiva este no sería un inconveniente, sobre todo si se implementa WiMax Advance dentro de un ámbito hogareño. Los problemas surgen cuando se analiza la posibilidad de implementar WiMax 2 en un escenario corporativo.

En este sentido, cuando WiMax Advance se utiliza en un entorno corporativo, los beneficios del estándar se vuelven un tanto limitados, ya que en este contexto suele haber un único punto de acceso que se conecta a máquinas individuales de forma inalámbrica.

De todas formas, la última palabra no está dicha en relación al futuro que podría llegar a tener WiMax y WiMax 2, por lo que estos podrían en algún momento convertirse en estándares de competencia real y directa con el popular Wi-Fi.

nv-author-image

Graciela Marker

Periodista independiente con más de 20 años de experiencia en medios gráficos, audiovisuales y digitales. Formada académicamente en periodismo digital y comunicación multimedia, ámbito en el que se desenvuelve hace dos décadas. Especializada en ámbitos tales como la informática y la logística empresarial, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *