Inicio » Computadoras » Tipos de licencias de software. Software Libre y comercial

Tipos de licencias de software. Software Libre y comercial

Uno de los puntos en que con mayor frecuencia se confunden los usuarios de computadoras, es en el tipo de licencia que ofrece el software. Estas licencias de software básicamente son un contrato entre el autor del programa y el usuario, y comprenden una serie de términos y cláusulas que el usuario deberá cumplir para usar el mismo.

Esto rige en todos los programas, comerciales, o libres y gratuitos, pero en este último caso, las condiciones siempre están a favor del usuario final. En este artículo intentaremos echar un poco de luz sobre el asunto, lo que nos permitirá conocer las diferentes tipos de licencia de software con que se distribuyen las aplicaciones que usamos todos los días.

licencias-de-software- (1)

Tipos de licencia de Software

  1. Software Libre o Free Software

Es un software disponible para cualquiera que desee utilizarlo, copiarlo y distribuirlo, ya sea en su forma original o con modificaciones. La posibilidad de modificaciones implica que el código fuente está disponible. Si un programa es libre, puede ser potencialmente incluido en un sistema operativo también libre. Es importante no confundir software libre con software gratis, porque la libertad asociada al software libre de copiar, modificar y redistribuir, no significa gratuidad. Existen programas gratuitos que no pueden ser modificados ni redistribuidos. Y existen programas pagos.

  1. Copyleft

La mayoría de las licencias usadas en la publicación de software libre permite que los programas sean modificados y redistribuidos. Estas prácticas están generalmente prohibidas por la legislación internacional de copyright, que intenta impedir que alteraciones y copias sean efectuadas sin la autorización del o los autores. Las licencias que acompañan al software libre hacen uso de la legislación de copyright para impedir la utilización no autorizada, pero estas licencias definen clara y explícitamente las condiciones bajo las cuales pueden realizarse copias, modificaciones y redistribuciones, con el fin de garantizar las libertades de modificar y redistribuir el software registrado. A esta versión de copyright, se le da el nombre de copyleft.

licencias-de-software- (2)

  1. GPL

La Licencia Pública General GNU (GNU General Public License GPL) es la licencia que acompaña los paquetes distribuidos por el Proyecto GNU, más una gran variedad de software que incluye el núcleo del sistema operativo Linux. La formulación de GPL es tal que en vez de limitar la distribución del software que protege, llega hasta impedir que este software sea integrado en software propietario. La licencia GPL se basa en la legislación internacional de copyright, lo que debe garantizar cobertura legal para el software licenciado con GPL.

  1. Debian

La licencia Debian es parte del contrato realizado entre Debian y la comunidad de usuarios de software libre, y se denomina Debian Free Software Guidelines (DFSG). En esencia, esta licencia contiene criterios para la distribución que incluyen, además de la exigencia de publicación del código fuente: (a) la redistribución libre ; (b) el código fuente debe ser incluido y debe poder ser redistribuido; (c) todo trabajo derivado debe poder ser redistribuido bajo la misma licencia del original; (d) puede haber restricciones en cuanto a la redistribución del código fuente, si el original fue modificado; (e) la licencia no puede discriminar a ninguna persona o grupo de personas, así como tampoco ninguna forma de utilización del software; (f) los derechos otorgados no dependen del sitio en el que el software se encuentra; y (g) la licencia no puede ‘contaminar’ a otro software.

licencias-de-software- (3)

  1. Open Source

La licencia de Open Source Initiative deriva de Debian.

  1. BSD

La licencia BSD cubre las distribuciones de software de Berkeley Software Distribution, además de otros programas. Esta es una licencia de software considerada ‘permisiva’, ya que impone pocas restricciones sobre la forma de uso, alteraciones y redistribución del software. El software puede ser vendido y no hay obligaciones de incluir el código fuente. Esta licencia garantiza el crédito a los autores del software pero no intenta garantizar que las modificaciones futuras permanezcan siendo software libre.

  1. X.org

El Consorcio X distribuye X Window System bajo una licencia que lo hace software libre, aunque sin adherirse al copyleft. Existen distribuciones bajo la licencia de la X.org que son software libre, y otras distribuciones que no lo son. Existen algunas versiones no-libres del sistema de ventanas X11 para estaciones de trabajo y ciertos dispositivos de IBM-PC que son las únicas funciones disponibles, sin otros similares que sean distribuidos como software libre.

licencias-de-software- (4)

  1. Software con Dominio Público

El Software con dominio público es software sin copyright. Algunos tipos de copia o versiones modificadas pueden no ser libres si el autor impone restricciones adicionales en la redistribución del original o de trabajos derivados.

  1. Software Semi-libre

El Software semi-libre es un software que no es libre pero permite que otros individuos lo usen, lo copien, lo distribuyan y hasta lo modifiquen. Ejemplos de software semi-libre son las primeras versiones de Internet Explorer de Microsoft, o algunas versiones de browsers de Netscape, y StarOffice.

licencias-de-software- (5)

  1. Freeware

El término freeware no posee una definición ampliamente aceptada, pero esta licencia de software es utilizada para programas que permiten la redistribución pero no la modificación, y que incluyen su código fuente. Estos programas no son software libre.

Es un programa gratuito. Sin embargo, no es libre. En este tipo de licencia el autor puede restringir su programa al uso empresarial, redistribución no autorizada, modificación por usuarios y otro tipo de restricciones. Algunos ejemplos de este tipo de software son Microsoft Edge, Google Chrome, WhatsApp, el archiconocido Adobe Reader, Adobe Flash Player, Windows Live Messenger y muchos otros.

licencias-de-software- (6)

  1. Shareware

Shareware es el software disponible con el permiso para que sea redistribuido, pero su utilización implica el pago. Generalmente, el código fuente no se encuentra disponible, y por lo tanto es imposible realizar modificaciones.

Es un programa distribuido gratuitamente, pero por tiempo limitado o con algunos recursos restringidos. A través del pago de un valor definido por el autor del programa, se puede obtener el registro del programa o la versión integral con todos los recursos. Abarca las licencias adware, trial y demo.

licencias-de-software- (7)

  1. Software Propietario

El Software propietario es aquel cuya copia, redistribución o modificación están, en alguna medida, prohibidos por su propietario. Para usar, copiar o redistribuir, se debe solicitar permiso al propietario o pagar.

  1. Software Comercial

El Software comercial es el software desarrollado por una empresa con el objetivo de lucrar con su utilización. Nótese que «comercial» y «propietario» no son lo mismo. La mayor parte del software comercial es propietario, pero existe software libre que es comercial, y existe software no-libre que no es comercial.

licencias-de-software- (8)

  1. Adware

Subprograma que descarga publicidad sobre otro programa principal. Esto ocurre cuando un programa tiene versiones comerciales o más avanzadas que necesitan ser compradas para poder ser utilizadas. Pagando por la versión comercial, esos anuncios desaparecen. Es una licencia muy poco usada. Un ejemplo es el Ashampoo Burning Studio 2009.

  1. Trial

Versión de programa pago, distribuido gratuitamente con todos los recursos activos, pero por un tiempo determinado. Es como un programa freeware, que después de determinado tiempo deja de funcionar. Para continuar con la utilización del programa, se debe comprar la clave de registro e insertarla en el programa, para que vuelva a ejecutarse. Ejemplo: Nero, Alcohol 120% y Photoshop.

licencias-de-software- (9)

  1. Demo

Versión de demostración, liberada por el autor, que no contiene todas las funciones del programa original. Es distribuida gratuitamente, y no tiene plazo de validez, pero también tiene pocos recursos y funciones. Ejemplo: Need for Speed DEMO, FIFA DEMO.

  1. Crippleware

Es un programa con menos recursos y funciones. Muy conocido como «versión lite». Ideal para ser usado en computadoras viejas. Ejemplo: BurnAware Free.

  1. Donationware

Versión de programa en la que el autor solicita una donación, para cubrir los gastos del desarrollo del programa. No es obligatoria, pero si solicitada. El programa no sufre variantes por realizar o no la donación. Ejemplo: FreeRapid Downloader, Linux Slax.

  1. Abandonware

Programa cuyo desarrollo fue abandonado. El autor debe anunciar públicamente el abandono del programa para ser “abandoware”, mientras tanto el programa está protegido contra los derechos de copia (copyright). Si la discontinuidad es anunciada, el programa puede ser distribuido y modificado por cualquier usuario o desarrollador.

licencias-de-software- (10)

“Queda asegurada la tutela de los derechos relacionados a programas informáticos por el plazo de cincuenta años, a partir del 1 de enero del año siguiente de su publicación o, en la ausencia de esta, de su creación”.

Licencias de software extrañas o muy poco utilizadas

  1. Careware

Licencia de programa que solicita la ayuda de donaciones para fondos de caridad y organizaciones de ayuda humanitaria.

  1. Postcardware (o cardaware)

Tipo de licencia en la que el autor solicita que una tarjeta o postal se le sea enviada. El usuario es sólo invitado a hacer eso. Muy similar al Emailware, en que los usuarios mandan e-mails al autor del programa.

licencias-de-software- (11)

Diferencias entre Software Libre y Software Comercial

Diferenciar el hardware del software no es difícil. En las primeras clases de informática de cualquier escuela, mostrar las diferencias entre hardware y software es muy común. Pero lo relativo al software es más complicados de comprender, a pesar de ser muy usados y muchas veces en forma ilegal. Un punto importante a diferenciar son los conceptos de Software Libre y Software Comercial.

licencias-de-software- (12)

  1. Software Libre

Software Libre o no propietario son aquellos que están bajo una licencia libre y que su uso, modificación y distribución son permitidos a todos. Las principales licencias de software libre son GPL y LGPL. La primera, destinada a usuarios que puedan incorporarle modificaciones o que puedan agregar el software libre a un trabajo propio, el cual deberá ponerlo a disposición también con la misma licencia. La segunda, es más libre y destinada inclusive a software comercial.

Software Libre no implica necesariamente que es gratuito, este es un punto importante a considerar, muchos software libres pueden ser vendidos o incorporado a ellos la venta de consultoría o servicios anexos.

Ejemplos de Softwares Libres:

  • Sistema Operativo Linux
  • Lenguajes Java y PHP
  • Base de datos MySQL
  • Programa de oficina Open Office

licencias-de-software- (13)

Software Comercial

El Software Comercial o propietario es aquel que tiene un dueño y su uso se permite mediante una licencia comercial y en la mayoría de las veces pagada. El Software Comercial no es diferente comercialmente de cualquier otro producto, sólo teniendo en cuenta que aun pagando por un software estaremos recibiendo sólo la licencia o derecho de uso y no estaremos comprando el software propiamente dicho.

Las empresas más importantes en el mercado de software comercial son Microsoft, Adobe, Corel, Autodesk, Apple, entre otras.

Ejemplos de Softwares Comercial:

Si bien existe en el mercado amplia variedad de software con todo tipo de licencias, lo cierto es que el tipo de programas más usados por el público en general es el software comercial, quizás debido a que sus desarrolladores invierten más en publicidad que su contrapartida del mundo libre.

De cualquier manera, transitamos nuestra vida rodeados de software comercial, por muchos motivos. Sin embargo, es posible que muchos de nosotros no tengamos una idea muy clara de cuando estamos usando software comercial y cuando no.

Por ello, a partir de este punto, encontraremos un listado con los ejemplos de software comercial más populares del mundo.

  • La suite de oficina Microsoft Office, que incluye en su paquete al procesador de texto Word, la planilla de cálculo Excel, y el creador de presentaciones Power Point, entre otros.
  • Los sistemas operativos Microsoft Windows o MacOS, sin dudas los OS más usados el mundo.
  • El famoso Adobe Photoshop, una de las mejores, quizás la mejor, aplicación para la manipulación de imágenes a nivel profesional.
  • Los softwares de diseño gráfico vectorial Corel Draw o Adobe Illustrator, ambos estándares de la industria.
  • El software de diseño CAD AutoCAD, de la firma Autodesk.
  • Los softwares de compresión de archivos WinZIP o WinRAR.

Esta lista por supuesto no incluye a todos, solamente los más conocidos. Claro está que existen cientos de miles más, pero sería imposible listarlos a todos.

Como conclusión, podemos decir que a esta altura de los acontecimientos es imposible pensar en un mundo sin software comercial, ya que se mueven incontables millones de dólares alrededor de esta actividad, y aunque haya cientos de alternativas en el mundo del software libre  a la misma altura de calidad, o hasta incluso mejores,  lo cierto es que el gran público consumidor siempre irá por lo seguro, ya que lamentablemente la publicidad lo mantiene engañado con el concepto de que lo libre o gratis es a la larga muy costoso o presenta problemas.

Que es el Software Comercial?

No cabe ninguna duda de que cuando hablamos de tecnología, el software ocupa un lugar de privilegio, ya que durante años fue y sigue siendo uno de los negocios más lucrativos de este entorno. El software, desde aquella época en que los desarrolladores pensaban que el conocimiento debía ser para todos, hasta la actualidad, donde ni siquiera somos propietarios de los programas que compramos, ha avanzado mucho, pero seamos sinceros, sin un precio al cual venderlo, no habría ningún tipo de interés, salvo el académico, y el oficinista, técnico o profesional todavía estarían llevando a cabo sus actividades provistos de herramientas que no le permitirán obtener el 100% de su capacidad.

El software comercial incluye todo aquel programa que ha sido desarrollado específicamente para ser vendido. En muchos casos la definición puede tener asperezas, ya que a pesar de ser comercial puede ser libre, lo que no significa que sea gratis. Es decir que desarrollar programas comerciales siempre tendrá como propósito el generar ganancias. El software comercial y propietario tiene sus ventajas y desventajas, y en muchos aspectos no se lo puede comparar con el software libre, aunque no sea gratis, y por mucho es el tipo de software más usado en el mundo.

Básicamente, el software comercial es todo aquel programa, sea libre o de carácter propietario, por el cual el usuario que lo quiere utilizar debe abonar una suma determinada de dinero. Esta compra, la cual no es tal, y de lo cual hablaremos también más adelante, incluye también al modelo de suscripción, como por ejemplo el que se ofrece para utilizar Microsoft Office 365.

El concepto de software comercial nació a finales de la década de 1960, cuando todavía no existía una reglamentación legal con respecto a la comercialización de los programas que acompañaban al hardware, ya que el software era cedido junto al equipo como parte fundamental para el uso y funcionamiento del mismo. Todavía en aquel entonces existía la idea de compartir el conocimiento para que todas las partes interesadas pudieran beneficiarse de los descubrimientos y desarrollos de los demás, sobre todo en todo lo relacionado con la informática y el desarrollo de software.

Esto lamentablemente cambió cuando el software comenzó a considerarse como un bien de consumo por sí mismo, precisamente en la mencionada fecha. En este hecho el Gigante Azul, IBM, uno de los mayores proveedores de equipos de computación del mundo, tiene mucho que ver en el asunto, ya que ante la posibilidad de ser multados o procesados por las diversas leyes antimonopolio, comenzó  a vender el software por separado, convirtiéndose de este modo en un bien de consumo por sí mismo.

También por esas mismas fechas se dejó de proporcionar el código fuente que acompañaba al software de los equipos de computación, con lo cual la mayoría de las empresas ya no pudieron estudiarlo o modificarlo para poder adaptarlo mejor a sus requerimientos.

Otro punto decisivo que cambió el modo en que el software era distribuido ocurrió a principios de 1980, precisamente en 1983, cuando Apple consiguió que los binarios también se consideraran como obras protegidas por los derechos de autor, tras una larga batalla legal con una empresa que producía clones de equipos Apple II, llamada Franklin Computers, en la cual si bien en primera instancia el tribunal falló a favor de Franklin, Apple finalmente consiguió su objetivo de preservar para sí los derechos de los desarrollos de software poco más tarde frente a la corte de apelación.

Cabe destacar que este fue el primer caso judicial en la que un tribunal, en este caso la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Tercer Circuito, falló a favor de que un sistema operativo de computadora debía considerarse como una obra por sí misma y por lo tanto estar protegido por las pertinentes leyes de derechos de propiedad intelectual.

La piratería, enemigo N° 1 del software comercial

Una vez que se dieron las condiciones para la distribución de software de forma separada al hardware que debía acompañar, comenzaron a surgir nuevos modelos de negocios, y el mercado de software prosperó. Las garantías de que el software lanzado al mercado tras un largo desarrollo podía estar protegido por las leyes de copyright, sumado a la posibilidad de retener para sí mismas todos los beneficios de comercialización y distribución en forma exclusiva, ofreció a las empresas desarrolladoras la oportunidad de poder invertir y desarrollar en un modelo de negocios sostenible.

Un ejemplo de poder retener todos los derechos de comercialización y distribución de sus desarrollos le permite a las empresas creadoras de software, no sólo vender su producto e impedir que otras empresas se beneficien con sus desarrollos, un aspecto realmente lógico, sino que también revender incluso el código fuente de sus programas a otros desarrolladores para que lo adapten y modifiquen de la manera que lo crean más conveniente para sus propios desarrollos. Es decir que estas empresas tienen el control total de su propiedad.

No cabe ninguna duda que los derechos de desarrollo de software de software deben estar protegidos contra su copia y distribución del mismo modo en lo que están las obras literarias, la música y otras manifestaciones culturales, artísticas y procesos industriales, ya que sin este tipo de protección grandes y pequeñas productoras de aplicaciones pronto quedarían sin ingresos para poder seguir desarrollando o perfeccionando su software. En esto deben tomar parte de la culpa tanto el usuario como otros desarrolladores.

Los primeros muchas veces descargan ilegalmente ciertos productos para poder usarlos por tiempo indefinido sin pagar por ellos una licencia de uso, los cuales son proporcionados por algunos grupos o “release groups” con el propósito o excusa de que una vez probado y tras un cierto tiempo comprobar que el producto de software era lo que necesitaban, luego comprarlo de manera legal.

Si muchos de nosotros sabemos que crear una planilla de Excel es a veces complicado, deberíamos también imaginarnos que el desarrollo del software que nos permite crear dicha planilla debe ser muchísimo más complejo. La programación de software es una actividad que requiere de mucho tiempo, inversión y conocimiento, y un software que alcanza el éxito generalmente es un desarrollo que lleva años llevándose a cabo.

Como contrapartida a tantos meses o años de trabajo, desbloquear, copiar y distribuir software es una tarea realmente simple para quien tiene estos conocimientos, ya que lo único que se requiere es que alguno de estos grupos de piratas informáticos quiebre la protección del producto y lo ponga a disposición de los usuarios, los cuales lo descargarán desde Internet y desde este punto distribuirlos a quien quiera instalarlo.

A partir de este punto, el resto es historia que conocemos, en la cual, si así lo deseas, puedes seguir profundizando a continuación, junto a otros importantes factores relacionados como la comercialización de programas de computación.

Ventajas del Software Comercial

Para transitar esta parte del artículo es necesario pensar en una contraparte del software comercial con el cual contrastar sus ventajas y desventajas: el Software libre. Sin embargo, esto no significa que el software libre ofrezca menos características o falle, es más, muchos de los desarrollos comerciales de gran éxito incluyen código de software libre, o incluso en algunos ámbitos, el software libre puede ser mejor que el software comercial.

Teniendo esto en mente, a partir de este punto comenzaremos a listar las principales ventajas de utilizar software comercial.

Una de las primeras ventajas con las que podemos contar cuando hablamos de software comercial, es la posibilidad de encontrar un programa para cada necesidad específica que tengamos. ¿Esto qué significa? Que al contrario de otras formas de comercialización de software, al existir la necesidad de solucionar un problema, y gente dispuesta a pagar por ello, los desarrolladores de software comercial saben que pueden invertir recursos y tiempo para desarrollar un programa que arregle un problema muy puntual, ya que al final del camino podrán obtener su rédito económico.

En otras formas de desarrollo de software, el dinero y el tiempo son bienes escasos, y se obtiene poca financiación, por lo cual la poca inversión que existe se vuelca en solucionar problemas y mejorar lo que se tiene, ya que al contrario de software comercial, la premisa es beneficiar al conjunto de usuarios de esa plataforma.

Otro de los puntos en los que el software comercial es una buena opción es cuando hablamos de compatibilidad de hardware. Quienes hayan transitado por Linux en cualquiera de sus distribuciones sabrán que uno de los temas más controvertidos de la plataforma es su compatibilidad de hardware. Es más, muchos seguramente, luego de ver las ventajas que ofrece Linux para nosotros los usuarios, han tenido que volver a instalar Windows debido a esos “pequeños” detalles como no contar desde un principio con una conexión Wi-Fi, o imposibilidad de instalar una impresora debido a problemas con las licencias de los controladores de hardware.

Por supuesto que todo esto es fácilmente solucionable, pero lo cierto es para quien recién llega a Linux puede ser muy desmoralizante. Es aquí en donde el software comercial saca una de las mejores puntuaciones, el software comercial destaca por tener la mayor compatibilidad.

También es sabido que la mayoría de los controladores para hardware del mundo del software libre no permite que el hardware ofrezca todo su potencial. Cuando se desarrolla un controlador para un determinado hardware, sólo los grandes fabricantes, en realidad unos pocos, se toman el trabajo de desarrollar el controlador para el mundo del software libre.

Si tenemos hardware de un fabricante que no arriesga por un controlador libre, tendremos que depender de la buena voluntad y disponibilidad de los desarrolladores libres para hacer que funcione, cosa que no siempre sucede, y en muy pocas oportunidades podremos obtener el máximo rendimiento o capacidad del dispositivo.

Si no queremos tener problemas y retrasos en la instalación de una computadora nueva, la idea más acertada en este sentido es optar por el software comercial, ya que cada pequeña pieza de hardware que compramos, o viene con su controlador, o es provisto por el sistema operativo.

Otro aspecto bastante importante a tener en cuenta es que comprar software comercial es muy sencillo. En la actualidad, podemos comprar software comercial directamente al proveedor mediante una conexión a Internet y un medio de pago como tarjeta de crédito u PayPal, por citar solo un par de ejemplo. Tampoco tenemos que encontrar la página del desarrollador oficial para hacerlo, ya que en cualquiera de las más famosas páginas de descarga de software, al tratarse de un software de pago, seremos enviados automáticamente al sitio oficial que aloja el programa que queremos comprar.

Hoy en día, ya no es necesario, ni tampoco posible, como lo veremos más adelante, comprar el software en una tienda en su respectivo packaging y demás elementos como en décadas pasadas, es decir en una forma física. En la actualidad lo único que tenemos que hacer es comprar la licencia, y luego lo descargamos en nuestra computadora e instalamos. Cabe destacar que algunas aplicaciones del mundo libre, como por ejemplo Gimp o Audacity, operan también de la misma forma, salvo que no necesitamos comprar una licencia, lo descargamos y listo.

Pero no siempre sucede en la misma forma, mucho buen software libre está enterrado en servidores a los cuales el usuario promedio ni se acerca, por lo cual pasan desapercibidos, y también muchas veces son modificados por algunos sitios para contenerlos en ejecutables que también nos instalan software que no pedimos.

Para culminar con esta parte del post, como sabemos, las empresas desarrolladoras de software comercial reciben enormes dividendos por sus ventas, pero también invierten gran cantidad de dinero, sobre todo las más grandes, en actualizar y mejorar las características de sus productos, lo que nos garantiza una ventaja sin igual: Permanencia en el mercado, cosa que muchos softwares del mundo libre no pueden ni siquiera prometer.

En estos ámbitos, si comparamos el software comercial con otros modelos de distribución, la mayoría de los programas comerciales que están en el mercado pueden garantizar que estarán buen tiempo en el mercado, los cuales comparados con un programa diseñado por un programador que con el tiempo ha perdido su financiación, veremos que la diferencia es enorme.

En este punto tenemos que hacer una salvedad, ya que muchos programas del mundo del software libre siguen financiándose sin problemas, debido fundamentalmente a que son proyectos serios y que implican otros modelos de negocios. Ejemplo de ellos son muchas de las distribuciones Linux, Firefox, proyectos de escritorios como KDE o Gnome y 7Zip, por sólo nombrar unos pocos.

Esto es debido a que los desarrolladores de software libre están supeditados a las donaciones y gestos solidarios de sus usuarios a la hora de financiarse, lo que produce vaivenes de financiación que no les permiten afianzarse en el mercado de ningún modo, más aún cuando los mismos desarrolladores no se toman su tarea muy en serio. Si vemos que un proyecto es interesante, ofrece características y está liderado por un equipo de ingenieros que quieren hacer las cosas bien, lo más probable es que pongamos nuestro granito de arena.

El hecho de que las empresas desarrolladoras de software comercial puedan invertir mucho dinero en sus programas posibilita una rápida respuesta a cualquier problema que pueda surgir, incluyendo cualquier vulnerabilidad o bug, debido a que el dinero recibido por las ventas permite tener disponible un equipo de ingenieros dedicados exclusivamente a un determinado desarrollo.

Otro punto en que se beneficia al software comercial gracias a sus ventas, y poder tener así otra ventaja, es en aspectos tales como las interfaces. Cualquier usuario que mínimamente haya estado interesado en la programación sabe que el desarrollo de una interfaz gráfica para un programa no es solamente ubicar botones y fondos. Estos tienen que funcionar y verse bien en cualquier circunstancia de funcionamiento, es decir en cualquier computadora con cualquier tipo de tarjeta de video, monitor y resolución.

También el soporte técnico que una empresa desarrolladora de software comercial puede ofrecer es muy superior a cualquier otro tipo de esquema de distribución de software. Mientras que en el software libre el servicio al cliente es tomado generalmente por gran cantidad de foros, cuyos usuarios hacen todo lo posible para ayudar a los demás con su experiencia y conocimientos, la mayoría de las veces de gran altura, lo cierto es que muchos nada supera a la atención personalizada, aunque la mayoría de las veces nada puedan solucionarnos.

Cabe destacar que el soporte del servicio técnico se extiende sólo al poseedor de la licencia, y en muchos casos, la ayuda que nos pueden brindar desde este servicio depende del tipo de licencia que hayamos adquirido.

Desventajas del software Comercial

El software comercial, así como ofrece múltiples ventajas, también tiene desventajas que el usuario que se inclina por este tipo de esquema de distribución debería saber. La mayoría de estas desventajas ni siquiera son conocidas, sobre todo aquellos relacionadas con los alcances de las garantías y el uso de dicho software.

El software comercial tiene muchas limitaciones de uso, y aunque pensemos que al haberlo comprado lo podremos usar de la manera en que mejor nos plazca, estamos totalmente equivocados, ya que sus licencias de uso tienen muchas consideraciones que debemos tener en cuenta, y si cometemos el error de no leer su EULA (End-User License Agreement) o Licencia de acuerdo de usuario final, por su traducción al español, podría hasta incluso provocar que nos encontremos  violando algunos términos de la licencia sin siquiera saberlo.

La mayoría de las consideraciones contenidas en estas licencias realmente prohíben usar el software como realmente queremos, por lo cual muchos usuarios se inclinan por el uso de software libre, el cual no ofrece ningún tipo de restricción. A partir de este punto, encontraremos las desventajas de usar software comercial explicadas de manera clara y sencilla.

El primero de estos condicionamientos es que no podremos copiar nuestro propio software. En el caso de que hayamos comprado una licencia de uso para un software comercial, lo más seguro es que ni siquiera podamos copiarlo. Tampoco podremos usarlo en varias computadoras. Es decir que por cada computadora que tengamos vamos a tener que comprar una licencia del programa, con el cual el precio de la inversión en software que tenemos que hacer lo más probable es que se escape de nuestro presupuesto.

Ahora este punto más que importante debemos trasladarlo al ámbito de las empresas, no de las grandes empresas, que tienen un presupuesto dedicado a estas cosas, sino a la PYME, aquel pequeño negocio con ansías de crecer.

Sucede lo mismo en el caso de querer compartir el software comprado con colegas, familia o amigos. Por más cercanía de la relación, hacer esto es completamente ilegal en todos los países, y en muchos de ellos podemos esperar penas que hasta incluyen tiempo de permanencia en un centro de detención.

La imposibilidad de poder instalar el software que compramos en varias computadoras, aunque sean nuestras, es una imposición que mucha de las veces determina que un usuario busque otras alternativas en el software libre, o lo que es peor aún, piratear el software que necesitamos.

Otro de los problemas del software comercial relacionado con las licencias es cuando tenemos varios equipos con distintos sistemas operativos. Además de no poder instalar el software en más de una computadora, también deberemos comprar una licencia para cada tipo de sistema operativo. Es decir que si tenemos dos computadoras con Windows, y una tercera con MacOS, deberemos comprar 3 licencias de uso.

A pesar de que tenemos que tener los conocimientos en programación para poder hacer cualquier modificación  en un software, lo cierto es que aun teniéndolos es imposible modificar el código fuente para volver a compilarlo. En primera instancia, el software comercial no se provee con dicho código fuente, y además está terminantemente prohibido hacerlo, ya que se trata de software propietario, es decir que se encuentra protegido por las leyes de derecho de copyright, por lo tanto no podremos adaptar ni siquiera una pequeña línea del mismo, por que tengamos las herramientas para ello.

Esta es una de las grandes diferencias con el software libre, el cual es distribuido con su correspondiente código fuente para que cualquier con los conocimientos necesarios pueda modificarlo o mejorarlo para sí o para los demás usuarios.

Teniendo en cuenta lo anterior, tampoco es posible redistribuirlo, por ningún medio conocido o por conocerse. Ni siquiera es posible hacer una copia de seguridad del soporte, en muchos casos. Por distribución entendamos que no es posible reempaquetarlo ni distribuirlo en línea sin permiso del propietario de copyright. Esto significa, por ejemplo, que no podremos enviarle una copia de nuestro software a un amigo, aunque este tenga una licencia de uso válida propia que lo habilite a usarlo.

Por último, la peor desventaja del software comercial: Su alto precio. Si bien más arriba hemos mencionado que desarrollar un programa cuesta realmente muy caro, lo cierto es que la mayor inversión se hace al principio, lo que resta del precio de un programa es mayormente ganancias, por lo cual el precio de algunas suites parece sumamente desproporcionado.

Este es el caso de Microsoft Office o Adobe Photoshop, por nombrar sólo un par. Ni hablar de programas muy específicos como DAWs, que se utilizan en los ámbitos de los estudios de grabación. El propio Windows ostenta un precio que ahuyenta a cualquiera con el interés suficiente en poder adquirir una copia legítima del software. Recordemos que este sistema operativo es uno de los programas más pirateados del mundo.

En este sentido cabe destacar que así como hay software comercial excelente, en el mercado también existe impresionante oferta de software comercial muy malo. Seguramente, la mayoría de nosotros nos hayamos topado, mientras buscábamos un programa para llevar a cabo una tarea específica, software que hayamos tenido que pagar, y no hayamos recibido la satisfacción adecuada a nuestra compra, debido a prácticas publicitarias con engaños, problemas con virus u otros tipos de fallas, entre otros problemas, cuando podríamos haber conseguido lo que necesitábamos de manera gratuita y además con buenos resultados con software libre.

Por supuesto que el precio, y que no siempre nos satisface completamente, juega en contra del software comercial, ya que logra que muchos usuarios busquen alternativas en el mundo del software libre, con sus ventajas y desventajas. También son motivos para que la rueda de la piratería siga girando.

Tipos de software comercial

Desde las épocas en que un programa venía grabado en una docena de diskettes o más, el desarrollo de software ha cambiado mucho, tanto en su tecnología como la forma en que es vendido al cliente. Hoy en día son muchas las alternativas que el usuario tiene disponible para comprar su software preferido, las cuales listaremos a continuación.

Una de las formas más populares siempre ha sido entregar el software Comercial en CD o DVD. Si bien este formato ha sido remplazado por otros medios, como por ejemplo la descarga a través de Internet, lo cierto es que todavía se usa distribuir aplicaciones muy grandes, las cuales sería muy problemático tener que descargarlas desde Internet. También el formato se usa para almacenar librerías, es decir todo aquello que el software utiliza para poder funcionar correctamente.

Esto se observa generalmente en instrumentos virtuales, también conocidos como VST, los cuales deben tener una amplía librería de sonidos de alta calidad que sólo se pueden almacenar en uno o más DVD.

De cualquier modo, el modelo de distribución de software mediante CD o DVD ya es algo bastante anticuado, y prácticamente ya no podemos encontrarlo en ningún lado, ni siquiera en las tiendas especializadas en el ramo de la informática.

Otra forma de distribuir software, un poco más moderna que el DVD o el CD, es almacenarlo en un pendrive, pero generalmente esto se aplica en software del tipo “llave en mano”. El software comercial más barato no puede ser distribuido de esta forma debido a los costos de este tipo de soporte, los que la mayoría de las veces superará al del propio software.

En la actualidad, fuera de los programas del tipo llave en mano, el pendrive también se usa como una especie de llave de seguridad física, lo que le permite a los fabricantes frenar un poco la piratería. Este tipo de implementación se denomina “iLok”.

Como sabemos, Internet y todos sus servicios se han extendido hasta llegar a reemplazar muchas de las actividades que antes realizábamos de otra manera. Como no podía ser de otro modo, hoy en día, la forma de venta de software comercial más extendida, popular y sencilla es hacerlo en la página oficial del desarrollador, simplemente con nuestro navegador favorito.

En este sentido, existes dos formas básicas de comprar software comercial en Internet. La primera de ellas es accediendo a la página oficial del desarrollador, como mencionamos, y la segunda, acceder a una página especializada en descargas, las cual ofrece más alternativas de software, pero que al momento de decidirnos por uno en concreto, nos dirigirá también a la página oficial del desarrollador del software.

Otra forma muy popular de comprar software es el modelo de suscripción, el cual si bien no nos hace dueño del programa, como tampoco comprarlo en otras formas, vale destacarlo, nos permite por una suma de dinero disponer de sus funciones a través de un navegador, ya que todo acontece en la llamada Nube. Este modelo de distribución ofrece muchas ventajas, como por ejemplo poder ser utilizado desde cualquier computadora con cualquier sistema operativo, además de la posibilidad de usar sus servicios desde dispositivos tan distintos como tablets, teléfonos inteligentes, computadoras y demás. Por otro lado, tiene también una desventaja crucial en ciertos escenarios: Es necesario una conexión a Internet para poder usarlos.

¿Debo usar Software Libre o Software Comercial?

Usar Software Libre y Software Comercial es una decisión de cada empresa o persona. El precio, licencia, modelo de negocios, soporte y funcionalidades son algunos puntos que deben ser considerados. Muchas personas y empresas, hacen uso mixto de Software Libre y Software Comercial. Es una buena estrategia ya que de esta forma puedes explotar lo mejor de ambos.

¿Qué es Código Abierto?

Código abierto es un software que pone a disposición de cualquier usuario su código fuente. A pesar de que este tipo de software es de buena calidad, el principal atractivo es que es gratis. Más allá de esto, hay ciertas pautas que debe cumplir el código abierto:

  • Redistribución libre: la licencia del código abierto no debe de ninguna forma cobrar royalties o cualquier otro tipo de costo.
  • Código fuente: el software debe agregar el código fuente y permitir la distribución en la forma de código fuente y compilada.
  • Licencias: La licencia no debe discriminar cualquier tipo de persona o toma de iniciativas específicas.

licencias-de-software- (15)

Actualmente, algunos gobiernos está de acuerdo con que el uso de software libre es una excelente opción. La liberación de los códigos de los programas desarrollados por órganos oficiales es considerada un bien para la sociedad. Realmente, la liberación del código fuente de muchos programas genera grandes beneficios a la población, entre los que se destacan, por ejemplo, los programas de educación a distancia.

Los programas más utilizados que poseen código abierto son:

  • Mozilla Firefox
  • Perl
  • Apache HTTP Server
  • Linux
  • OpenOffice
  • Gimp
  • eMule

Software Libre y Propietario

Para quien no conoce mucho de software y de los tipos de licencias que existen, es raro que tome una posición ideológica sobre algo tan intangible e incorpóreo. Pero, en esta era de las Tecnologías de la Información, lo extraño sería que nos quedemos alejados de una realidad que forma parte del día a día de cada uno de nosotros.

licencias-de-software- (16)

Desde el software que recibe el pedido de la mesa en el restaurante, a la transferencia bancaria vía Internet, pasando por una conversación en el chat o por el currículo que se escribe en un procesador de texto, los programas informáticos tocan los destinos de todos nosotros. 

Esta es la realidad y va a ser así por mucho tiempo. Sin embargo no somos nosotros los que nos debemos adaptar al programa, sino que el software debe adaptarse a nuestras necesidades. Y este es ya un punto en el que no debemos ceder. Esto porque el marketing de la comercialización de estos productos quiere que compremos compulsivamente, y además, algo que a veces no alcanza todos nuestros requerimientos.

Podemos comenzar hablando de un simple procesador de texto, propiedad de una cualquier empresa monopólica, gigante tiburón esperando ansiosamente el total control sobre todos los tipos de comunicación y datos (parece cinematográfico pero no lo es). Este simple programa llamado «palabra», esconde detrás de cada tecla que presionamos un sin-número de operaciones algorítmicas, funciones, procedimientos y sub-rutinas.

licencias-de-software- (17)

Operaciones esas que deberían estar documentadas para que todos nosotros tuviéramos la certeza de que aquello que el software está realmente haciendo es eso que le pedimos y no otra cosa, como ser el envío de información y datos personales para el procesamiento por alguna empresa de investigación de mercado o el puro y simple espionaje sobre nuestros documentos privados. No hay documentación suficiente, ni siquiera es posible «ver» esas operaciones pues el código del software está compilado y no es posible «abrirlo» a no ser que cometamos un acto tremendamente ilegal.

Otra cuestión del software «cerrado» es el hecho de obligar a utilizar siempre el mismo programa para abrir el mismo tipo de documento que fue guardado en el disco. O sea, nos quedamos sin acceso a nuestros propios datos si deseamos cambiar de procesador de texto.

Por otro lado, podemos hablar de otro procesador de texto, que hace exactamente lo mismo y un poco más, abre y guarda todos los formatos de texto, no cuesta nada más que el tiempo de la instalación, podemos verificar lo que el programa hace exactamente mirando su código, podemos compartirlo con amigos, empresa, familia y encima de todo no nos obliga a registrar nuestro nombre ni otros datos personales.

licencias-de-software- (18)

-«¿Genial, fantástico! Pero porque que yo nunca oí hablar en eso?» – pregunta el lector.

Fácil de responder. Imaginemos un grupo gigantesco de especialistas informáticos decide construir algo para el bien comunitario, sin la ganancia económica como objetivo, ni siquiera dejando abierta la posibilidad de que algún día aquel programa sea objeto de una comercialización selvática.

Sin embargo, como no tienen ganancia, tampoco pueden llegar a tener un marketing poderoso que haga llegar la información al gran mercado de consumidores. Consumidores estos que continúan pagando dinero por software que básicamente es lo que llamamos vulgarmente «fachada», pues cerca de un 80% de la inversión es en marketing y no en desarrollo.

La comunidad del software libre

Hablemos de la comunidad GNU, que empezó hace algunos años y que sin querer creó una gigantesca plataforma que no sólo tiene un procesador de texto, sino todo lo necesario para una gran empresa, o para una persona común, y todo esto puede funcionar en una computadora con total legalidad y sin restricciones.

Programas editores de imágenes, edición de vídeo, CAD, multimedia, hojas de cálculo, edición web, servidores web, e-mail, Sql, Dhcp, Samba, programación en cualquier lenguaje, reconocimiento de todos los tipos de particiones y muchos otros tipos de aplicaciones forman parte del mundo del software libre.

licencias-de-software- (19)

El sistema GNU/Linux es de momento el exponente máximo que vence por mucho a todos los sistemas operativos propietarios en lo que respecta a fiabilidad uptime, escalabilidad, seguridad, gestión de memoria y procesador y, más recientemente, un uso fácil y práctico.

El término «Software libre« no es una cuestión de precio, sino una cuestión de libertad de expresión. En el sitio web de GNU dicen que no debemos pensar en este tipo de software como si fuera «cerveza gratis». Al contrario el lector de este artículo debe pensar que ideológicamente es libertad para poder ejecutar el programa para cualquier fin, libertad de estudiar cómo funciona y poder adaptarlo a sus necesidades (por eso el acceso al código es tan importante), libertad de redistribuir copias y libertad de publicar las modificaciones que efectuó.

«Software Libre» no significa «no-comercial». Un programa libre debe estar disponible para uso comercial, desarrollo comercial, y distribución comercial. El desarrollo comercial de software libre no es raro; tales softwares libres comerciales también son muy importantes.

licencias-de-software- (20)

Sería de hecho muy interesante si cuando se «adquiere» un software propietario se tuviera la paciencia para leer el EULA (End User Licence Agreement), aquel contrato enorme que aparece en la instalación del software y nadie lee. Descubriríamos cosas fantásticamente interesantes como por ejemplo: que lo que se terminó de adquirir no fue el software, sino el derecho intransmisible del usar (lo que significa que sólo la persona lo puede utilizar), y que no tienen ninguna garantía por daños que el software pudiera causar, entre otras cosas. Pero eso es otra historia.

Dónde conseguir software gratis y legal

Seguramente en algún momento de nuestras vidas nos hemos debatido, ante la necesidad, entre utilizar software pirateado y las consecuencias legales y morales que ello trae aparejado. Y también seguramente haya primado la necesidad de terminar el trabajo que tenemos entre manos y poder generar así el tan necesario dinero para sobrevivir.

Esta misma situación ocurre con muchos otros usuarios, que quizás por desconocimiento temen que si no utilizan el software establecido de facto, léase Microsoft Word, Adobe Photoshop, Windows o la aplicación que sea, quedarán fuera del sistema por no utilizarlos, o su trabajo no lucirá del mismo modo si no utilizan los mencionados programas.

En este también tiene mucho que ver el entorno en donde se trabaja, ya que ante la mínima diferencia en los estándares que se pueda observar la pregunta será por ejemplo ¿utilizó Word?, y si la respuesta es negativa, lo más probable es que hasta se nos exija volver a hacer el trabajo en el procesador de texto mencionado, cuando con un mínimo de trabajo, cualquier problema puede ser solucionado, ya que en la actualidad cualquier procesador de texto del mercado es altamente compatible con el producto de Microsoft.

Esto muchas veces nos obliga también a tomar el camino más corto y descargar ilegalmente estos programas para no tener problemas ni discusiones de ningún tipo.

Pero el uso de programas alternativos a las soluciones comerciales no tiene que ser para nada traumático, ya que existe software libre o gratuito de la más alta calidad y performance disponible para cualquier que los quiera descargar y usar, y de esta manera librarnos de los estándares de facto y la ilegalidad que nos imponen cuando no existe ningún motivo, salvo la comodidad de seguir usando lo mismo que se usa durante años y no tener que aprender nada nuevo.

Afortunadamente, con cada día que pasa, se desarrolla mucho software libre o gratuito excelente, sólo es cuestión de descargarlo y probarlo para comprobar si está a la altura de las circunstancias y si ofrece las características que necesitamos. Un ejemplo muy concreto de ello es LibreOffice, una suite de oficina a la altura de las mejores, y que podemos utilizar de forma completamente gratuita.

Lo único que resta, en el caso de que deseemos comenzar a reemplazar nuestro software pirata con sus alternativas libres o gratuitas, es tener a mano algunos sitios web que nos permitan descargar todo ese software a nuestra computadora sin peligro de virus u otras amenazas. Es por ello que a partir de este punto, te mostraremos los mejores sitios para descargar software gratis.

Softpedia

Una de las páginas más impresionantes en lo que respecta a la descarga legal de software gratis, en ella se almacenan más de 1 millones de aplicaciones de todo tipo. Completamente segura y libre de virus, es uno los mejores sitios para proveernos del mejor software Si lo deseas, puedes acceder al servicio pulsando sobre este enlace.

SourceForge

Sin duda una de las mejores páginas para descargar software legal y gratuito, pero en este caso directamente enfocada en lo que respecta al software de código abierto. Con más de 500.000 aplicaciones en su catálogo, encontraremos todo tipo de programas, incluyendo hasta soluciones gratuitas de software para empresas CRM. Sin duda una página que no debemos dejar de visitar. Si lo deseas, puedes acceder a este sitio pulsando sobre este enlace.

FossHub

No cabe ninguna duda que una de las mejores características de este sitio es que se encuentra totalmente orientada a las descargas de software legal y gratuito que no contempla las versiones trial ni de pruebas, ya que en el sitio sólo se alojan versiones completas y terminadas de los programas. Muy seguro, en este sitio encontraremos una buena cantidad de excelente software de renombre, como por ejemplo Audacity. Si lo deseas, puedes acceder a FossHub pulsando sobre este enlace.

FileHippo

Una de las páginas más nuevas del informe, pero también una de las más nutridas. En este servicio podremos encontrar todo tipo de software gratis y legal, desde navegadores hasta editores de audio, todo ello excelentemente bien ordenado en categorías fáciles de encontrar. Aquí encontraremos programas de la más alta calidad, todos probados para que no sean un problema para nuestra seguridad. Si lo deseas, puedes acceder a FileHippo pulsando sobre este enlace.

Uptodown

Otro clásico absoluto de las descargas de software legal y gratuito, tanto para computadoras como para celulares inteligentes, además de tratarse de uno de los sitios con más descargas de esta lista. Asimismo es una de las páginas más seguras, ya que todo el software alojado en ella ha sido comprobado para evitar problemas con virus y otras amenazas a la seguridad.

Otra característica de este sitio es vamos a poder encontrar versiones realmente viejas de los programas, lo que nos puede servir en casos de incompatibilidades con el sistema operativo que tenga instalado nuestra computadora. Si lo deseas, puedes acceder a Uptodown pulsando sobre este enlace.

ZDnet Download

Otra página bien conocida por su amplio catálogo de software gratis y legal. Con cientos de miles de programas listos para descargar, instalar y usar, ZDnet hace años que es un referente en este tipo de sitios. Si lo deseas, puedes acceder a ZDnet pulsando sobre este enlace.

Major Geeks

Si bien en un primer momento, visitar Major Geeks puede parecer una vuelta a décadas pasadas, lo cierto es que a pesar de su aspecto, se trata de una de las mejores páginas en las cuales encontrar y descargar software totalmente gratuito y legal. Aquí encontraremos un de los catálogos más nutridos de software, listos para descargar, instalar y usar, y lo mejor de todo sin problema alguno relacionado con la seguridad y los virus, ya que también se trata de uno de los sitios más seguros.

Además cuenta detrás con una comunidad bastante extensa que con sus comentarios y reviews califican todos los programas que ingresan al sitio con el fin de proteger al usuario para que tenga la tranquilidad que está descargando algo que funciona bien. Si lo deseas, puedes acceder a Major Geeks pulsando sobre este enlace.

PortableApps

Por último,  en PortableApps, como su nombre lo indica, podremos descargar las versiones portables de los más populares programas de manera gratis y legal. La posibilidad de poder usar un programa sin tener que instalarlo en nuestro sistema nos permite una flexibilidad importante, ya que si lo llevamos en un pendrive o tarjeta de memoria, siempre podremos contar con sus servicios independientemente de la computadora que estemos utilizando.

PortableApps ofrece un importante catálogo de software portable, que incluye todo tipo de programas, todos ellos libres de virus y otras amenazas. Si lo deseas, puedes acceder a PortableApps pulsando sobre este enlace.

nv-author-image

Graciela Marker

Periodista independiente con más de 20 años de experiencia en medios gráficos, audiovisuales y digitales. Formada académicamente en periodismo digital y comunicación multimedia, ámbito en el que se desenvuelve hace dos décadas. Especializada en ámbitos tales como la informática y la logística empresarial, entre otros.